Venta telefónica +56 9 3189 2058

¡Agrega $30.000 para obtener envío gratis!

¿En Cuánto Vas a Bajar tu Huella de Carbono?

En Ecoterra ya nos comprometimos. Nuestra meta es reducir en un 5% nuestra huella de carbono corporativa. ¿Por qué es importante este compromiso? Comencemos por la definición.

La huella de carbono es una forma de medir el impacto que tiene una actividad humana sobre el medio ambiente, es decir, la marca o huella que deja una persona, producto o empresa sobre su entorno natural a consecuencia de sus acciones diarias.

Para calcular la huella de carobono se miden las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero (GEI) liberados a la atmósfera, que contribuyen al calentamiento global y por ende al cambio climático.

¿Por qué es importante medirla? Porque solo teniendo conocimiento de cuánto mide nuestra huella de carbono podemos planificar acciones para reducirla o neutralizarla. Otra ventaja de medir la huella de carbono es crear conciencia sobre la responsabilidad que todos tenemos sobre el calentamiento global y específicamente en productos o empresas, alentar a que los consumidores prefieran lo que es menos dañino para el medio ambiente.

En el caso de las personas, la huella de carbono se mide considerando su estilo de vida: tipo de trabajo, traslados, compras, actividades recreativas.

Para los productos, se estudian las emisiones de GEI realizadas durante su ciclo de vida, por ejemplo, aspectos como la producción de la materia prima, el transporte a la planta de producción, el procesamiento o fabricación del producto final, su empacado o envasado, transporte a los centros de distribución y venta, consumo y descartado final del envase.

También se considera la huella de carbono de organizaciones o empresas y se calcula mediante el análisis de sus emisiones de GEI durante un periodo determinado y según sean: emisiones directas, como combustibles de sus maquinarias, vehículos o reacciones químicas en la producción, entre otros; emisiones indirectas, como la energía que se necesita para funcionar; y otras emisiones indirectas, donde están las actividades de sus proveedores, como los envases y empaques, u otros productos adquiridos.

Si quieres medir y reducir tu huella de carbono personal, existen sitios web (como https://calculator.carbonfootprint.com/) y aplicaciones para smartphones como Carbon Emissions Calculator que son muy útiles.

En el caso de las instituciones, existe un “certificado de emisiones reducidas” (CER), que emite una autoridad o entidad competente para demostrar esa disminución. También es posible obtener un bono de carbono, que significa que se ha reducido una tonelada de CO2.

Seguramente también has oído hablar del “carbono neutro”. Este concepto se refiere a una persona, organización o producto capaz de retirar de la atmósfera la misma cantidad de CO2 que ha emitido. Para lograrlo se pueden emplear diversas estrategias como la utilización de energías limpias (eólica o solar), o adquiriendo «compensaciones de carbono» de países que han emitido menor cantidad de gases de efecto invernadero a su cuota.

Ahora que sabes ¿quieres sumarte a nuestra cruzada? Cambiar el mundo es urgente, es ahora.